martes, 6 de agosto de 2013

SISTEMATIZACIÓN DE LA EXPERIENCIA PRÁCTICA COMUNIDAD 

Estructura General de la Sistematización Final


  Insumos para tener en cuenta en la sistematización de la experiencia.

   
En una entrada anterior del blog citamos el documento: "Propuesta Metodológica para Sistematizar la Práctica Profesional del Trabajo Social" de Antonio Sandoval Ávila. En esta entrada del blog de nuevo lo traemos a colación debido a su extrema importancia para el proceso.

A continuación compartimos textualmente algunos apartes del discurso de Antonio Sandoval Ávila (2001), quien será nuestro referente metodológico para la sistematización de la experiencia. Dicha información nos servirá para comprender la importancia de un trabajo previo, para ir aportando la información que consolide la estructura general del Infome Final de Practica Comunidad II; teniendo claro está la diferencia entre sistematizar y producir informes.

  • la sistematización se centra en la dinámica de los procesos.

La sistematización relaciona los procesos inmediatos con su contexto, confronta el quehacer práctico con los supuestos teóricos que lo inspiran. Se sustenta en una fundamentación teórica y filosófica sobre el conocimiento y sobre la realidad histórico social.

Crea nuevos conocimientos pero, en la medida en que su objeto de conocimiento son los procesos y su dinámica, permite aportar a la teoría algo que le es propio. Explicaciones sobre el cambio en los procesos.


No trata sólo de entender situaciones, procesos o estructuras sociales sino que, en lo fundamental, trata de conocer cómo se producen nuevas situaciones y procesos que pueden incidir en el cambio de ciertas estructuras.

Concebida de este modo, la sistematización se sitúa en un camino intermedio entre la descripción y la teoría, un terreno por el cual se tiene poca costumbre de transitar. Lo que mucha gente busca en cuanto a método, es una "receta" que puedan aplicar fácil y rápidamente a cualquier experiencia en cualquier contexto. Se piensa que los asuntos de método se refieren simplemente a una lista de pasos que han de seguirse. No hay "una" manera de sistematizar, ni una secuencia de pasos que una vez desarrollados den por resultado una sistematización.

En la sistematización se ha puesto énfasis principalmente en cuatro aspectos: En la reconstrucción ordenada de la práctica; en la producción de conocimientos; en la conceptualización de la práctica, y en la participación.

  • la sistematización no es:
  • para que sistematizar?
Según Cadena, el objetivo de la sistematización es reconstruir la práctica para entender mejor lo que se hace e identificar la similitud que tiene con la que realizan otros sujetos en otros contextos. Conocer el impacto de la acción y sus determinantes (Cadena, 1987: 50-60).

Así, el objeto de la sistematización es la práctica. El concepto de práctica es más estrecho que "el hacer de los hombres". Por eso, no todo lo que los hombres hacen es práctica. Se entiende por tal un segmento de acciones a través de las cuales los hombres piensan lograr un producto deseable para cambiar una situación dada.

En esa práctica se deciden las alternativas más convenientes para transformar esa situación y realizar el esfuerzo para lograr el producto, independientemente de que se consiga o no, que se equivoque o no, hay un compromiso de la conciencia y la responsabilidad que es lo que caracteriza a la práctica frente a otras acciones (Jara, 1997: 20-50).

La sistematización, que ya es una elaboración sobre la práctica; entrega "conocimientos generales" que son materiales básicos, insumos, que trabajados a la luz de categorías más generales, pueden incorporarse al discurso teórico y enriquecerlo (Quiróz, 1988: 13).




El conocimiento no puede ser neutro, como no puede ser neutral quien lo genera. El conocimiento es un producto cultural que responde a necesidades colectivas concretas con base material.

Los objetivos del conocimiento responden a intereses. No puede haber valores absolutos en el conocimiento porque éste variará conforme a los intereses objetivos de las clases involucradas en la acumulación de conocimiento. Por tanto, la producción de conocimiento se orienta a la preservación del sistema dominante.

La cultura popular, que generalmente se encuentra reprimida, se fundamenta en el sentido común, que es lo que permite a la gente trabajar, interpretar, crear, sobrevivir, pero no por ser popular esta cultura es anticientífica.

Las clases populares pueden involucrarse en un proceso de generación de conocimiento que responda a sus intereses, como en el caso de la ciencia dominante, de ahí la necesidad de desmitificar el conocimiento de la realidad como algo que sólo pueden hacer los académicos.


Cuando los grupos populares se involucran en un proceso de generación de conocimiento, surge la conciencia emergente y, con ella, la cultura subversiva [entendiendo por el término subversión a partir de su etimología: del latín subvertere (trastocar, dar vuelta). Inversión, desestabilización o revolución de lo establecido (1)...como para indicar, la transformación y el cambio]

La participación es una conquista y no algo que se otorga. El objetivo del conocimiento no es el conocimiento mismo, sino la transformación.La acción transformadora intencionada que parte de los intereses de las clases populares, no puede entenderse sin incorporar el concepto de organización popular a su seno. No puede concebirse la promoción de una transformación intencionada por un pueblo amorfo. Se requiere de una conformación orgánica, estable y crecientemente fuerte. El sujeto de la acción transformadora y de la generación de conocimientos que de ahí se derivarán, es la organización popular. Y es en su seno, donde un planteamiento alternativo y la participación en función de éste cobran sentido (Schmelkes, 1991: 75-86).

Si han de ser los sectores populares los sujetos de su propia transformación, éstos deben conocer su propia realidad y la manera de irla transformando mediante el análisis de lo que es propiciado o impuesto por los intereses dominantes.

Lo que se busca es la explicación de los procesos sociales a partir de la realidad concreta y del sentido común de los que mejor conocen esta realidad, o sea, los que la están viviendo. Que sean los propios interesados quienes investiguen su realidad, no que se las investiguen. Invertir el proceso de investigación social en el sentido de que las comunidades marginadas deben cada vez más tomar parte activa en develar su propia realidad y no ser los clientes pasivos a ser constantemente estudiados.

  • Propuesta Metodológia para Sistematizar la Práctica Profesional de Trabajo Social
Hay muchas propuestas para sistematizar la práctica, sólo por citar algunas mencionaremos las de Gagneten (Argentina, 1987), Martinic (Chile, 1987), Quiróz, (Chile, 1989), Garcés (México, 1990), Cadena (México, 1991), Peresson (Colombia, 1996), Jara (México, 1997). En general todas ellas expresan su oposición con la corriente positivista.
 
La sistematización de las experiencias en el análisis contextual de la práctica profesional, será la que irá produciendo las "guías metodológicas" para sistematizar dicha práctica. En ningún lado se puede asimilar la experiencia gratuitamente, ésa hay que vivirla. En esta situación no hay cabida para los intermediarios (Aceves, 1998: 207-276).

La propuesta que hace Antonio Sandoval Ávila (2001) para sistematizar la práctica profesional del Trabajo Social incluye:

 







EL TRABAJO SOCIAL DESDE UNA MIRADA EN CONSTRUCCIÓN  
 Aportes que retoman algo de la epistemología del sur   

 

Autores Destacados



ANTONIO SANDOVAL ÁVILA, médico cirujano por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con especialidad en ginecología y obstetricia por la misma Universidad y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

Maestro en sociología de la educación por el Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio (ISIDM) de la Secretaría de Educación Pública del Estado de Jalisco. Doctor en ciencias políticas y sociales por el Centro de Investigación y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos (CIDHEM), en convenio con la Universidad de Guadalajara. Profesor investigador del Centro de Estudios sobre el Cambio y las Instituciones (CESCI) del Departamento de Sociología del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara.

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).
 

Recomendamos a continuación la lectura del siguiente documento que ha sido compartido anteriormente en la red:

Avanzar en la lectura como insumo complementario del proceso de formación de Práctica Comunidad II y como futuras profesionales en Trabajo Social.
El documento citado ha sido referenciado con su respectivo Link de ubicación en la Red, para facilitar su lectura y comprensión.

--------------------------------------------
(1). Diccionario de la Lengua Española. Real Academia Española. Vigésima Segunda Edición. 2001
Fuente de la información del aparte: Sistematización de la Experiencia. Práctica Comunidad. Tomado textualmente de Antonio Sandovla Ávila. (2001). Propuesta Metodológica para Sistematizar la Práctica Profesional del Trabajo Social.  
Fuente de la foto como ejemplo para ilustrar la idea sobre el conocimiento como producto cultural que responde a necesidades colectivas. Disponible en: www.guadalupe-antioquia.gov.co 
Fuente de los datos del autor Antonio Sándoval Ávila. Tomado textualmente del artículo Trabajo Infantil e Inasistencia Escolar. Disponible en:  http://www.scielo.br/pdf/rbedu/v12n34/a06v1234.pdf
Fuente del autor destacado. Disponible en:  http://redsociojuridica.mex.tl



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada